lunes, 15 de diciembre de 2008

Artritis Reumatoidea.

Es una enfermedad de origen desconocido que afecta predominantemente las articulaciones en forma poli articular y simétrica, acompañada comúnmente por rigidez matinal, el comienzo de esta enfermedad ocurre entre los 20 y 60 años de edad, con un pico de incidencia entre los 35 y 45 años, afecta más al sexo femenino. La articulación se presenta dolorosa, espontáneamente o al movimiento, con tumefacción, aumento de la temperatura local y limitación de la movilidad, la rigidez articular es un síntoma predominante de esa enfermedad, la intensidad y la duración es variable para cada paciente y de acuerdo con el cuadro evolutivo. Puede afectar cualquier articulación periférica pero en principio se localiza en el carpo, metacarpofalangicas, interfalangicas, proximales de las manos y metatarsofalangica. La primera metatarsofalangica adquiere una posición en valgo tempranamente. Es frecuentemente la tenosinovitis en los tobillos y el tendón de Aquiles, el compromiso de los tobillos se acompaña de ligera flexión y una progresiva deformidad en valgo. A nivel de la rodilla ocurre generalmente compromiso tricompartimental (femoropatelar, medial y lateral), al igual que en otras articulaciones la sinovitis crónica provoca laxitud ligamentaria, la deformidad de rodilla es en valgo y en flexión, en la cadera el compromiso es bilateral, con deterioro progresivo del cartílago articular y migración central de la cabeza femoral.


¿Cuál es la causa de la artritis?

El sistema inmunológico.

Todavía no se conoce la causa de la AR , sin embargo, el sistema inmunológico del cuerpo desempeña un papel importante en la inflamación y en el daño que la AR ocasiona en las articulaciones.

En la AR , por razones todavía desconocidas, el sistema inmunológico ataca a las propias articulaciones y a otros órganos del cuerpo.


Genética

Los genes desempeñan un papel importante en el desarrollo de la AR. No obstante, los genes que se sabe que están asociados a la AR son comunes en la población y muchas personas que nunca desarrollarán esta afección los tienen. Se cree que, en algunas personas, estos genes generan una susceptibilidad o tendencia a un mayor riesgo de desarrollar AR.

Aún se desconoce la razón por la cual algunas personas que poseen estos genes presentan mayor riesgo de desarrollar AR y otras no, tema que está siendo objeto de una intensa investigación.

Existen otros factores que se cree que pueden conducir al desarrollo de la AR.

Estos son: infección, lesión, cambios hormonales, factores ambientales.


¿Cuáles son los síntomas de la artritis ?

Los efectos de la AR varían de una persona a otra, pero los síntomas asociados a las articulaciones pueden ser: períodos de inflamación activa de las articulaciones (exacerbación); hinchazón; calor; hipersensibilidad; enrojecimiento; dolor; dificultad para moverse.

Otros síntomas incluyen: pérdida del apetito; pérdida de peso; fiebre baja; poca energía; anemia.


Generalidades del pie con artritis .

LA ARTRITIS inicial a nivel de las articulaciones metatarsofalangicas la presión lateral causa dolor, la tumefacción puede separar los pies de tal manera que aparece la luz entre ellos. (signo de la luz de día). Edema generalizado, sinovitis del tobillo. La almohadilla de apoyo plantar de tejidos blandos se desplaza hacia delante y la falange proximal se subluxa hacia arriba. Antepié con hallux valgus y bursitis, subluxación de las articulaciones metatarsofalangicas. Dedos superpuestos, deformidades en ojo de gallo con zona de presión sobre las articulaciones interfalangicas, dedos en garra, aplastamiento del arco transverso, ensanchamiento del antepié, nódulo en el tendón de Aquiles, Quistes tenosinovial en el tendón del tibial anterior, pinzamiento articular, deformidad en valgo del tobillo, perdida del arco longitudinal del pié, pies en alerones, sinovitis en tobillo, tenosinovitis en tobillo, resección metatarsiana, valgo tibio tarsiana, pies ensanchado y plano profundo, afecta las articulaciones astragalina, estrechamiento del espacio articular el los tobillos con perdida de la integridad ósea, piel seca y fina, úlceras debido a la presión de los zapatos. Etc.


Tipos de medicamentos utilizados bajo exclusiva prescripción y control médico.

Tratamiento podológico

No existe en la actualidad un tratamiento definitivo pero existen procedimientos terapéuticos que permiten obtener resultados satisfactorios que son de exclusiva incumbencia médica. Nosotros como podólogos, solo podemos eliminar mediante la exfoliacion, las queratosis que se forman ya sea en la zona interdigital, zona dorsal de los dedos en garra, en zonas de las cabeza metatarsales ya sea por su descenso, pinzamientos articulares, etc, y aconsejarle la importancia que tiene el elegir un profesional con experiencia en el manejo de pacientes con esta enfermedad. (Clínicos, reumatólogo, ortopedistas, kinesiólogos, terapeutas ocupacionales, psicólogos, asistentes sociales.



Fuente